jueves, 19 de enero de 2012

ESPEJOS

En unos de los talleres del Dr. Deepak Chopra sucedió esto:
Él le decía a su público que todos podemos conseguir lo que deseamos si nos dedicamos a conseguirlo.
En ese momento una mujer se levanto y le dijo: Dr. Chopra yo quiero tener una entrevista de tres horas con Usted ahora.
Él le dijo que eso no iba a ser posible porque en ese momento estaba dando un Seminario que terminaría seis horas más tarde. La señora insistió por varias veces y frente a su negativa la señora le dijo: Lo que realmente pretendo es corroborar que lo que Ud. dice no es cierto y que uno no consigue siempre lo que desea. La mujer se despidió y se fue.
Esta situación le molestó profundamente a Chopra y lo dejo preguntándose que aprendizaje tenía para él lo ocurrido.
Es sabido que atraemos energéticamente a personas con características similares a las nuestras. Por lo tanto en el break puso en palabras sobre un papel su parecer de esa mujer. Así fue que hizo una lista de calificativos que le adjudicaba a ella (arrogante, vehemente, impetuosa, etc.).
Al terminar el seminario le mostro a su secretaria el listado y le pregunto si el tenia algunos de esos rasgos. Su secretaria hizo silencio…
Cuando a la noche regreso a su casa y le hizo la misma pregunta a su esposa, y el silencio fue aún mayor…
El Dr. Chopra nos dijo que pasado un tiempo de este acontecimiento, pudo recordar a la señora con mucho agradecimiento ya que dado ese incidente el pudo ver rasgos personales sobre los que necesitaba aun seguir trabajando.
Te habías dado cuenta que lo que más te molesta del otro, es un reflejo viviente de características tuyas en las que necesitas evolucionar?
Lo más probable es que te cueste reconocerlo. Es por eso que atraemos gente que nos lo muestra una y otra vez y si bien la primera reacción es de enojo o de molestia con el otro, lo que más nos convendría es hacer el ejercicio de anotar todo lo que nos molesta del otro, y después tratar de encontrar esas características en nuestros propios comportamientos hacia los demás o hacia nosotros mismos.
Te pones impaciente con el manejo que los demás hacen de su tiempo?
Te enoja la estupidez del otro?
Te exaspera cuando los demás se equivocan?
Te molesta cuando te sientes manipulado?
No te gusta que te mientan?
Te irritas cuando los demás no cumplen con su palabra?
Siempre fuiste mi espejo, quiero decir que para verme tenía que mirarte.
Hay buenas y malas noticias!!!
Las buenas noticias son que todo eso que nos pasa, sucede para que aprendamos, y al vernos reflejados en los otros nos resulte mas fácil reconocer nuestras propias características.
Y las malas son que mientras sigamos enfocándonos en esas cosas de los demás y no aprendamos de ellas, seguiremos atrayendo este tipo de gente, porque todo esto tienen un propósito: "Que podamos mejorar y evolucionar".
Y hay otra buena noticia!!!
Aquello positivo en lo que nos enfocamos en los demás, también refleja algo positivo que poseemos.
Aquello que me alegra y me pone contento del otro, también me pertenece!!!
Modestamente, la televisión no es culpable de nada. Es un espejo en el que nos miramos todos, y al mirarnos nos reflejamos.
Una persona amorosa, vive en un mundo amoroso.
Una persona hostil, vive en un mundo hostil.
Las personas con las que te encuentras son tus espejos.
Que es lo que más te molesta del otro?
Que es lo que más te enoja?
Que es lo que te hace reaccionar?
Que es lo que te saca de tus casillas?
Que te enloquece?
Bueno con esto ya tienes suficiente para hacer una lista y empezar a mirarte en el espejo viviente de los demás.
Autor desconocido. Tomado de la web.

3 comentarios:

Antonia Ramis Cardona dijo...

lo leo y releo y me cuesta comprenderlo, yo creo que lo que me molesta del otro es justamente lo que yo no soy. ayuda para entender este mensaje..

María Teresa dijo...

Explicación científica del porque los demás son nuestro reflejo; el lado oscuro de la sombra.

Así pues, sólo podemos ver a la sombra indirectamente a través de los rasgos y las acciones de los demás, sólo podemos darnos cuenta de ella con seguridad fuera de nosotros mismos.
Cuando, por ejemplo, nuestra admiración o nuestro rechazo ante una determinada cualidad de un individuo o de un grupo -como la pereza, la estupidez, la sensualidad o la espiritualidad, pongamos por caso- es desproporcionada, es muy probable que nos hallemos bajo los efectos de la sombra. De este modo, pretendemos expulsar a la sombra de nuestro interior proyectando y atribuyendo determinadas cualidades a los demás en un esfuerzo inconsciente por desterrarlas de nosotros mismos.

Así, el prolífico analista junguiano James Hillman explica porqué: «El inconsciente no puede ser consciente, la luna tiene su lado oscuro, el sol también se pone y no puede brillar en todas partes al y aún el mismo Dios tiene dos manos. La atención y la concentración exigen que ciertas cosas se mantengan fuera del campo de nuestra visión y permanezcan en la oscuridad. Es imposible estar en ambos lugares al mismo tiempo»

Anónimo dijo...

Excelentes reflexiones, leí en algúna parte, "quita poder a todo lo que te perturbe, si no existe en tu mente,tampoco existirá en tu vida", las cosas que llevamos dentro nos conectan a personas semejantes, o bien llevamos la tecla que es propicio para el dedo del que se nos aparece,como decía F. Perls, también podemos decir que nuestros programas internos, nos hacen tener roles en el que nos molesta es un complemento, sea como sea por algo nuestro aparece, y alli es donde hay que hacer el trabajo en nosotros, saludos y bendiciones