domingo, 6 de enero de 2008

Auto regalo de año nuevo

Sobre el Amor Propio.
¿Cómo amarnos a nosotros mismos?
Cuando el Maestro Jesús decía "Ama al prójimo como a ti mismo". Nos estaba dando el secreto de una vida feliz, próspera y llena de Paz.
Si estamos viviendo una realidad dolorosa o "normal". Solo estamos recibiendo del Universo y de nuestros congéneres, el mismo trato que nos estamos dando a nosotros mismos. Es decir, no nos estamos amando en la forma correcta!.
Si estamos reaccionando con dolor, rabia, resentimiento, amargura, odio o inconformidad a todas o a alguna de las cosas, personas o circunstancias que nos acontecen, entonces tenemos bloqueado el acceso a nuestro amor propio.
Como dice Mabel Katz, escritora de nacionalidad argentina y quien practica el proceso de curación hawaiano conocido como HO´OPONOPONO, el amor es un concepto indefinible, que lo abarca todo y que refleja el mayor o menor grado en que existe o no nuestra conexión con el todo.
Solo podemos sentir Amor por nosotros mismos, si además de estar conscientes de nuestra vida e interacción con todo lo vivo, mantenemos abierta la válvula que nos conecta con La Divinidad, nuestro Yo Superior, el Universo, el campo de las infinitas posibilidades o como sea que denomines esa fuerza o inteligencia que nos creo.
Citando a Joe Vitale en su descripción sobre el HO`OPONOPONO... “SIGNIFICA CORREGIR UN ERROR O HACER LO CORRECTO. El intelecto no dispone de los recursos para resolver problemas, el solo puede manejarlos y manejar no resuelve, por eso los problemas se repiten. Al hacer Ho`oponopono, usted pide a Dios, a la Divinidad, que limpie y purifique el origen de estos problemas, que son los recuerdos, las memorias. Usted así neutraliza las energías que usted asocia a determinada persona, lugar o cosa. en el proceso esta energía es liberada y transmutada en pura luz y dentro de usted el espacio vaciado es llenado por la luz de la Divinidad".
Solo así, permaneciendo alertas a lo que nos molesta, identificándolo o no, aceptando nuestra responsabilidad por ello, pidiendo perdón y agradeciendo la intervención de "La Divinidad" para su transmutación. Nos estamos liberando de programas o problemas dolorosos que se repiten continuamente en nuestra vida, como disco rallado y solo así nos estamos dando amor y podemos dárselo a los demás. Recuerda el dicho "Solo quien se ama a sí mismo puede dar amor".
El estar conectados implica en nosotros mantener un estado de "no resistencia", de "no reacción" ante cualquiera cosa que nos ocurra. El estado de "poner la otra mejilla" que tanto nos aconsejaba Jesucristo! Lo cual no implica, recibir otro golpe de la misma naturaleza del primero. Sino, el estado de responsabilizarnos por todo lo que ocurre a nuestro alrededor, que es o son nuestros espejos, y/o aceptando que somos co-creadores de la misma y pidiendo al "universo", corrija el error en nuestro pensamientos, vivencias (tanto nuestras como de nuestros antepasados) que han permitido que tales situaciones, sentimientos u horrores se manifiesten en nuestra realidad.

1 comentarios:

pati @-;-- dijo...

Me gusta este regalo. Voy a tomar un poquito para mí también ;)

Un abrazo, Mary.

Pati